Revuelta Escolar

Revuelta Escolar nº 3: agua y sol para alejar los coches de la puerta del cole

Cada viernes somos más las familias que gritamos a las puertas de nuestro cole que queremos entornos seguros, calles limpias de basura, humos y ruido.

Lo haremos jugando y tomando la calle, celebrando la Revuelta Escolar, hasta que las administraciones y las instituciones se den por aludidas. Son demandas sencillas que requieren más voluntad que inversión, pero de momento todos miran hacia otro lado.

Hoy lo hemos vuelto a hacer. Hacía calor y qué mejor que un remojón de agua y carreras delante de la puerta del colegio, un colegio con los muros demasiado gruesos, demasiado altos.

Calles limpias y amplias, árboles, bancos donde sentarse a la sombra, aceras transitables… Lo que pedimos cae por su propio peso. En otros distritos se ha solucionado en los últimos años. Delante de otros colegios de Ciudad Lineal se han cerrado calles al tráfico. Aquí no y eso lo saben las decenas de familias se han quedado a la salida y otras decenas que no han podido venir porque trabajan. Los niños y niñas venían con sus juguetes de agua cargados, listos para la batalla. Al final no ha quedado nadie sin mojarse. Bueno sí, la Policía Municipal, que desde la lejanía ha cumplido su trabajo cortando la calle 45 minutos a la altura del López Ybar.

Es curioso cómo interiorizamos la precariedad. Para decorar y preparar los carteles y para colgar las telas donde se puede leer «un entorno escolar seguro», hay que esquivar tres gigantescos contenedores repletos de basura, meternos de costado entre los coches para asegurar la pérgola, amarrar los vientos en las vacas y retrovisores de los coches aparcados.

Jugar es sólo una de las formas que tenemos de reclamar el espacio. Estos meses atrás hemos pedido colaboración al equipo directivo, hemos escrito cartas, nos hemos reunido con diferentes cargos de la Junta de Distrito. Ha pasado el curso y todo han sido largas y excusas. Silencio. Si las familias no contamos, entonces, ¿quién cuenta?

Nos ha faltado bailar… quizá la próxima edición. Porque ¿qué es una revuelta si no puedo bailar?… Esto último casi lo dijo Emma Goldman.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s